Archivada la causa por la reyerta entre ultras del Sporting y del Sevilla

27 de abril de 2013 DE 2013 • Glayiu

La causa abierta por la reyerta entre aficionados del Sporting y del Sevilla en noviembre de 2009 ha sido archivada. Según el auto de la jueza instructora, la misma que archivó la agresión a seguidores del Génova, no queda demostrado la participación de los 38 detenidos aquella jornada en la multitudinaria pelea.

No hay base sólida en las identificaciones. Ese ha sido el argumento por el que el Juzgado n.º 1 de Xixón ha archivado la causa contra ultras sportinguistas por la multitudinaria reyerta que tuvo lugar entre aficionados sevillistas y xixoneses. Resultado de aquella tarde de violencia en 2009 fueron 18 heridos de gravedad y numerosos desperfectos en establecimientos y automóviles del barrio de L’Arena.
A pesar de quedar probado que ultras xixoneses adquirieron pertrechos con vistas a agredir a la afición rival en los días previos al encuentro (bengalas y palos), de las grabaciones de cámaras de seguridad de la zona, y de la detención in situ de 38 de los implicados en la reyerta, la jueza estima que no hay base legal para poner nombre y apellidos a los causantes de las heridas y destrozos. E Juzgado n.º1 de Xixón también archivó la causa contra los ultras del Sporting por la emboscada que tendieron a aficionados del Génova en 2011. En aquella ocasión la grabación de un videoaficionado en la que se ve con claridad a quienes desataron la violencia tampoco resultó una prueba fidedigna en opinión del Juzgado y la fiscalía.
Poco después del sobreseimiento de la causa contra ultras del Sporting por los episodios de violencia contra aficionados del Génova se produjo la razzia de 40 encapuchados vinculados a la peña Ultra Boys contra el campo del Unión Club Ciares, donde agredieron al vicepresidente del equipo ciarista. Tampoco en esta ocasión hubo condenados por los hechos.

Compromisu por Xixón lamenta la impunidad del fascismo vinculado al mundo
del fútbol

Daniel Fernández asegura no comprender lo fácil que es detener y juzgar a
personas por protestar y revindicar, y lo imposible que es detener y juzgar
a fascistas violentos.
Daniel Fernández, portavoz de Compromisu por Xixón, mostró la inquietud de
la organización ante el nuevo archivo de una causa contra miembro de Ultra
Boys por una macro pelea con aficionados del Sevilla, que se une al archivo
anterior de la macro pelea entre fascistas vinculados al Sporting y
aficionados del Génova.
Desde Compromisu por Xixón muestran su sorpresa por la “capacidad que tienen
la policía de detener mineros escondidos con pasamontañas en los montes
asturianos, pero lo incapaces que son de hacer una identificación válida
para un juicio en el centro de Xixón” por lo que “nuevamente se vuelve a
archivar una causa por una macro pelea, en este caso entre Ultra Boys y
aficionados del Sevilla”.
Para Compromisu por Xixón también es relevante que “protestar o pertenecer a
grupos reivindicativos es una prueba clara de culpabilidad ante cualquier
acusación de la policía, pero nuestros fiscales y jueces son totalmente
respetuosos con la presunción de inocencia de delincuentes reincidentes que
pertenecen a grupos fascistas” y lamentaron que “vivimos en una sociedad
donde los políticos se intenta criminalizar los escraches, comparándolos con
etarras o nazis, pero el fenómeno de la violencia fascista en el fútbol es
tratado por la policía y los jueces como si fuera un fenómeno vinculado al
botellón.
Daniel Fernández recordó que “después del archivo de la causa de la macro
pelea entre ultras del Sporting y aficionados del Génova, volvieron a la
carga protagonizando distintos actos violentos, cuyo caso más grave fue las
amenazas a Unión Club Ciares y la agresión a uno de sus directivos” y está
convencido que este nuevo archivo de la pelea con aficionados del Sevilla
“conllevará una sensación aún mayor de los movimientos fascistas en la
ciudad y aumento de su actividad delictiva, de la que responsabilizaremos en
primera persona a la policía”.
El portavoz municipal recordó que “estamos cansados de lo comprensiva que es
la policía con este tipo de gentuza, como cuando intentaron reventar una
manifestación por el derecho de la vivienda en Xixón, donde la Policía
Nacional se preocupó más por protegerlos que por disolverlos, a pesar de las
evidentes provocaciones que estaban realizando a los que participábamos en
la protesta” y concluyó afirmando no comprender “lo fácil que es detener y
juzgar a personas por protestar y revindicar, y lo imposible que es detener
y juzgar a fascistas violentos, según los visto hasta el momento”.